viernes, 5 de julio de 2013

“Toda literatura es ficción, aun el género testimonial”: René Avilés

3 julio, 2013 

“Toda literatura es ficción, aun el género testimonial”: René Avilés


Los escritores también somos investigadores, aunque para muchos el trabajo creativo sólo es producto de las musas, dijo ayer el escritor René Avilés Fabila, durante el diálogo que sostuvo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con motivo de sus 50 años de trabajo creativo, dentro del ciclo Protagonistas de la Literatura Mexicana, y adelantó que está trabajando en un último volumen de sus memorias que titulará: Últimas recordanzas.
“Estoy inserto en una división de Ciencias y Humanidades (en la UAM Xochimilco) donde resulto un bicho raro, así que cuando me propusieron como profesor distinguido hice un recordatorio de cuán difícil fue llegar a profesor distinguido…pero los científicos sociales suponían que uno como escritor no investiga, sino que tiene musas buenísimas que están revoloteando y dictando el poema o la novela”, señaló.
Recordó que en algunas universidades públicas o privadas la cultura no tiene mucho sentido, pues tradicionalmente se privilegian dos funciones sustantivas: la docencia y la investigación. Pero la difusión de la cultura sólo se cumple como un requisito porque siempre se pone como pretexto el que la UNAM ya lo hace.
Y reconoció que el Estado mexicano hace mucho que fue rebasado pese a que los jóvenes no dejan de mostrar avidez por escribir y por el acceso a la cultura, por lo que las universidades podrían aportar un mayor esfuerzo para canalizar esta demanda.
SIN CRÍTICA. Durante la charla el también autor de El gran solitario de palacio, señaló que la crítica literaria no existe. “Quisiera encontrarme de pronto un crítico literario. Aquí se escribe por amistad o por enemistad… Pero yo no soy crítico de literatura. Yo hablo de lo que me gusta o no me gusta, es decir, nunca he analizado realmente a fondo a montones de autores, salvo a aquellos que me interesan por ciertas razones, como Bonifaz Nuño, Juan José Arreola, Juan Rulfo y el propio Agustín Yáñez, con quien quedé endeudado para toda la vida”.
Y reconoció que el ensayo, como género literario, lo ha utilizado para confirmar tesis que ha sostenido a lo largo de mucho tiempo, “porque todo aquello que se escribe es ficción, aún los géneros testimoniales y eso va también para el periodismo”.
Dijo que ha leído cientos de autobiografías, diarios, libros de memorias y cartas, “pero en todo esto uno encuentra una gran cantidad de mentiras y omisiones porque no hay un pecador que cuente sus pecados… En general estoy convencido que en todos los géneros testimoniales se miente, se falsifica la historia y aún en la literatura que pretende ser no ficción como la de Truman Capote hay ficción”.
MUSEO. Por último, Avilés Fabila recordó que literariamente lo han marcado muchos libros, comenzando por Homero, pues La Iliada y La Odisea fueron dos libros fundamentales para el desarrollo del tema mitológico en su narrativa.
“El tema mitológico en mi literatura es insistente y obsesivo. Luego vinieron los fabulistas como Esopo y La Fontaine, y todo ese mundo se me fue quedando. Pero cuando leí a Kafka con El castillo, me impresionó tanto que cuando leí a Arreola y a Borges, descubrí un mundo impresionante”.
Finalmente, refirió el tema del Museo del Escritor, el cual hace 18 meses logró abrir en la delegación Miguel Hidalgo y por el que ha intentado gestionar recursos para su pleno establecimiento, pero el escritor aseguró que ya se encuentra “fastidiado de pedir limosna” a las instituciones culturales para exhibir los 200 años de literatura que conforman dicho acervo, por lo que en el futuro podría ceder los derechos de este archivo, conformado por cerca de 30 mil volúmenes, a la Universidad de Austin, en Texas.
René Avilés ha escrito novelas como: Los juegos (1967), El gran solitario de palacio (1971), Tantadel (1975), La canción de Odette (1982), Réquiem por un suicida (1993), El reino vencido (2005), El amor intangible (2008), compilaciones de cuentos como: Cuentos de hadas amorosas (1998), Antología personal amorosa (1999), Bestiario de seres prodigiosos (2001), El evangelio según René Avilés Fabila (2009) y De sirenas a sirenas (2010).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com