lunes, 3 de septiembre de 2012

De la solicitud de una foto y algunos datos o la estupidez más flagrante

He tenido hoy un contratiempo editorial que veía poco probable que ocurriera, pero que me recuerda que siempre hay que esperar que ocurra lo peor. En la nueva época de la revista Trajín literario se incluye una página con brevísimos datos y fotos de los colaboradores, esto atendiendo la solicitud de algunos de los lectores que quieren conocer la imagen de los escritores, además de darles difusión
 y presencia. Por eso estoy solicitando envíen con su colaboración dicha información. No obstante alguien ha mostrado un enorme disgusto y prurito por tal solicitud, hasta la han calificado de estupidez. En parte lo justifico, en un mundo de enorme desconfianza por todo y por todos, tememos los peores usos, y esta persona ha visto en mi persona un probable ladrón de identidad, un acosador sexual, un tratante de personas o alguna otra de esas actividades delictivas o manías que algunos tienen. Es lamentable que así lo asuman. No sé si la estupidez es tratar de promover y difundir a escritores jóvenes o desconocidos, junto a gente de enorme y reconocido prestigio. Quien quiera darme la foto que me la dé, vale, quien no pues no, vale, quien quiera enviarme una foto de alguien que no es él, también se vale, y si no mandan nada pondré como hacen aquí en el face un signo de interrogación. Los datos igual los pueden inventar, es válido, cada quien sus manías seudonímicas. Lo que si no se vale es que lo insulten a uno. ¿A quién le gusta? 


Arturo Texcahua

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com