sábado, 12 de mayo de 2012

TE AMARÉ LOCAMENTE HASTA QUE TE CONOZCA...


*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera-http://galeria.walkala.eu
 

 
 
 
EL CANTO DE LA SIRENA*

         Había jurado que la hallaría, a pesar de los descreídos, de los científicos, de los materialistas, de los cazadores de brujas trasnochados, de los niños que ya no escuchaban cuentos, de aquellos que ya no creían en los sueños, a pesar de los que lo llamaron loco, de los que se habían reído en su cara cuando les contó del proyecto...

         Iba a encontrar esa sirena, la atraparía y traería como prueba de que no mentía, como tampoco mintieron aquellos marinos de antaño que juraban haber caído bajo el embrujo de sus cantos.

         La seguridad que dominaba todos y cada uno de sus pasos le venía de un sueño que se le repetía noche a noche; la sirena, su sirena, cual novia impaciente, le llamaba desde algún sitio que aún no alcanzaba a definir. Su canción lo llenaba de una nostalgia indescriptible, trayéndole recuerdos, imágenes borrosas plenas de voluptuosidad, sensaciones placenteras proveniente tal vez de una existencia anterior, llevándolo a estar dispuesto a romper todas sus ataduras con la sociedad, la cordura y hasta su propio pasado con tal de ir a su encuentro.

         Estaba tan seguro de encontrarla que no le importó sumar sus ahorros de años como oficinista en una compañía de seguros, vender su casa y su auto para comprarse una pequeña embarcación, que equipó con todo lo imprescindible para tornarla su nuevo hogar, de donde no saldría sino a reponer las provisiones, hasta que no tocara definitivamente la costa, portándola en la pecera gigante que ya tenía preparada.

         Recorrió de orilla a orilla, como un poseso, los mares de la tierra. Tanto soñó con ella que aprendió a dibujarla con mano maestra, él que nunca pasó de torpes bocetos escolares... Casi podía tocarla en sueños, momentos en que se le tornaba casi tangible a través de la intensidad de su canto; su imagen se le volvió obsesión al punto de que ya la soñaba despierto, olvidando el transcurso de las horas y los días. Aprendió a amarla físicamente a pesar de las diferencias morfológicas, antes aún de haberla tocado. Se regodeaba en la visualización del primer encuentro, de la posesión de un tesoro tan único como irrepetible...

          Si bien en un principio pensó en donarla a un acuarium, o a un instituto científico, incluso a veces, recordando todo lo invertido, en venderla al mejor postor; ahora la quería sólo para él. La mostraría, claro, orgulloso de poseerla, habría un horario de exhibición que le reportaría jugosas ganancias, pero el resto del tiempo sería sólo para su deleite...

         Absorto en sus cavilaciones, capaz de escuchar ya la melodía en plena vigilia, extravió su rumbo. Comprendiendo que estaba perdido en el mar, se abandonó a la deriva; al terminarse sus provisiones vivió de agua y de sueños, porque ni pescar sabía; cuando comenzó a agotarse el preciado líquido, se recostó en la cubierta, entregado por entero a su delirio, deseando sólo morir con la imagen de su amada en las pupilas.

          Lo despertó de su marasmo una suave melodía, venida esta vez de afuera y no del interior de su cabeza recalentada; al principio una nota apenas, a la que se sumó otra, y otra, en arpegio que iba tomando consistencia, tornándose canto, salido de tan extraordinaria garganta, que no podía venir de otra criatura que no fuera la que tanto había añorado. Se desperezó, sin saber aún si era presa de la locura, o estaba alucinando por la falta de nutrientes; pero no: tan real como su propio cuerpo mal alimentado, como su barca, como la roca en que estaba sentada, le tendía los brazos su sirena.

...........

         Una pecera a su medida, con todo lo necesario, enclavada bien lejos de la costa, para que ni soñara con escapar, horarios cortos de visita para reponer los gastos, alimentarse y alimentar a su presa
-los más molestos eran los grupos escolares, con sus preguntas, intentando echarle objetos raros para ver como reaccionaba-, el resto del tiempo era para entregarse al placer de contemplar lo nunca antes visto, de poseer lo exclusivo, de estudiar su comportamiento, de conocer su tesoro cada vez más profundamente; sabiendo que nunca más ninguno de los dos volvería a ver aquella roca...

          Quién le hubiera dicho que su amada sirena era una exploradora, la única de su especie que se había arriesgado a subir a la superficie para probar que los hombres, esos seres que durante siglos habían tentado a sus antepasadas, eran algo más que leyendas.  Cómo imaginar que sus sueños, aquellas visiones, la melodía que lo impulsó a romper con su cómoda vida de oficinista, eran implantados por el poder especial dotado a aquellos seres marinos de dominar la mente de criaturas inferiores.

         Al menos se contentaba con la idea que esgrimía cuando su encierro comenzaba a agobiarlo: de tantos que, por leyes de la probabilidad, escucharon el canto, había sido el único en seguirlo, pese a los materialistas, los científicos, los descreídos, los niños que ya no leen a Andersen, los cazadores de brujas, los que lo llamaron loco, los amigos que se rieron en su cara... Como dirían en tierra, había sido él "quien mordió el anzuelo".

         La sirena anotaba algo en una especie de cuaderno mientras lo observaba con atención. Cuidadosamente, él exhaló su aliento en el cristal y dibujó un corazoncito con el índice.

 
 
-Este cuento fue Premio del XI Concurso de Cuento Carmen Báez, Colectivo Artístico Morelia, México, aparece en la antología correspondiente a esa edición del evento.
Reeditado en la Antología Vestida de Mar y otros cantos de sirenas, Ediciones Cubanas, 2010.
 
 *De Marié Rojas.
La Habana. Cuba
 
 
 
 
 
TE AMARÉ LOCAMENTE HASTA QUE TE CONOZCA...
 

 
 
La palabreja*
 
 
Después de aquella discusión con su novia llegó a casa excitado y nervioso. Precisaba un diccionario. No sabía si había reaccionado bien a la disputa. Buscó en la estantería con el temor de haberse equivocado.

Rememoraba la escena viéndose en cámara lenta  como le daba la espalda muy enfadado y la dejaba en el centro de la habitación mientras decía, "si eso es así no me verás nunca más". Aun podía ver la expresión desolada de ella y su mirada implorante que no entendió.

Revisó los lomos de los libros de la estantería hasta encontrar el diccionario. Lo abrió apresuradamente. Era vital confirmar que la decisión que había tomado era la correcta. "Inco" "incol" ¡"incólume"! Esa era la palabra que había usado. ¿Por qué sería tan rara y usaba palabras tan complicadas?

Incólume. (Del lat. incolumis) adj. Sano, sin lesión ni menoscabo.

¡Maldición!. Entonces, ¡no había querido cortar! "Nuestro amor resta incólume" Y él había entendido que le dejaba ¿Por qué no podía ser como las demás con un simple "te quiero" "no te quiero"? ¡Había perdido el amor de su vida!
Desesperado se fue a Kuala Lumpur a estudiar Lengua y Gramática.
 
 
*De Joan Mateujoan@cimat.es
 
 
 
 
 
 
*
 
 
Entre las copas de los árboles
Y mis copas que he degustado
Orgullosa y entusiasmada
Veo y admiro fotos de antaño
En un lugar de mí
Hay un sueño despierto
En el humo de las sonrisas
De los jóvenes que quiero
Sopla una luz de colores
Que recuerdan mi juventud
Allí transitando desprejuiciada
Y altanera corro por la calle 51
No quiero llegar tarde al trabajo
Resuena el teclado opaco de
Una maquina de escribir
y la incertidumbre
De no ligarme una llegada tarde
que adorne en mi legajo
Una media falta.
Con mis veinte años
Ruedo detrás del amor incondicional
De la iracundia y la irresponsabilidad
Tengo y tenía  tanta vida por delante
Que la muerte no existía
La amistad era mi ilusión
Y la inexperiencia lo mejor de mí.-
 
*De Azulazulaki@hotmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
El bello durmiente*

Ella, la princesa azul, lo besó para despertarlo. Cuando él se levantó de su largo letargo, se fueron juntos soñando. Otro mundo es posible, se decían,  amandose las diferencias tan encantadoras. Un  mundo en el que no sea necesario adormecer a otros. Un mundo en el que la violencia no imponga sometimientos aletargados. Un mundo en el que se prendan las luces de lo múltiple para iluminar el placer de los descubrimientos
*De Cristina Villanuevacristinavillanueva.villanueva@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Reencarnaciones*

 *Por Miriam Cairocairo367@hotmail.com

La tarde en que José reencarnó en perro, su esposa estaba podando el limonero. Tres veces había dado la vuelta alrededor del árbol amenazada por una nube de mosquitos, hasta que lo reconoció. Distraída por un momento del devenir dorado, chasqueó los dedos y el cachorro viejo se acercó. No era un perro cualquiera sino el perro de Morisot plasmado de luz. Sin reparar en la identidad de aquello que proyectaba, el perro se dejó ver el rostro por una de las miradas de la esposa.
 
*
 
Estaba compartiendo una cena espantosa en un hermoso restaurante espantoso, con gente elegantemente espantosa, que pronunciaba las palabras en inglés con una corrección espantosa y amaban los automóviles último modelo con una naturalidad espantosa. Y todas las palabras que utilizaban eran útiles para
nombrar las cosas, porque se hablaba de cosas perfectamente nombrables. Y a cada momento me consultaban sobre el modo correcto de expresarlas. Estaban muy atentos a la normativa, a las cuestiones ortográficas y a las construcciones gramaticales. Y para ellos todo era muy exquisito y muy ameno. Jamás pensaron en los versos. En la rajadura. Y el verso murió sobre la mesa. Me fui con el cadáver tibio aún, en el bolsillo. Mientras caminaba por las largas veredas angostas, enamorada de su peligro y su soledad, el verso reencarnó en "mujer desnuda a caballo por el mar".
 
*
 
Hacia el final de sus días, la esposa de José reencarnó en agapanto. En un costado del jardín, su esposa, su fantasma, se levantó entre las hojas y él sostuvo la cabeza azul, desplumada, hasta que la cabeza se mantuvo erguida por sí sola. Luego la observó con el puño cerrado bajo el mentón. Se parecían bastante. El agapanto y el fantasma. Desde el interior podía reconocer el ronroneo. Largo rato la observó venir desde la impredecible distancia. Cortó la cabeza y la colocó en el florero. Siempre había querido
hacer eso. El fantasma tieso miraba para aquí y para allá. Estaba a un lugar equidistante entre la vida y el ultramundo.
 
*
 
Aquella noche llegó sin cuerpo. Era un brillo sin lugar donde estar que traspasaba el corazón de lado a lado. Se aguardaban fuertes vientos tempestuosos y la cafetera vibraba en un tamborileo de bailarina
desquiciada. El brillo buscaba un lugar dónde reposar después del largo viaje. La cafetera quemaba. Las manzanas rojas. Impredecibles sonidos de respiración. El reloj. Los libros. La manta negra. El ramo de lilas. El brillo andaba por la casa desorientado, como un animal sin amo al que por compasión se le da cobijo.
 
 
*
 
Un momento antes del fin del mundo, la segura en su inseguridad tropezó con su doctrina, desorientada, y optó por defender el secreto impulso a reconocer la vida química, terapéutica, psicológica de los objetos. Y así fue que un día, un momento antes del fin del mundo, hizo tratar a los objetos por un mago sanador capaz de cambiar la utilidad de unos por la inutilidad de otros. Y no hizo falta colocar el asa de un pocillo en la base de un florero para que la sanación se produjera.
 
 
*
 
 
Cuando la noche reencarnó en día, se soltaron los hilos que rodeaban la luna y la mantenían atada al mundo. Liviana flotó detrás de algo para que nadie la viera. Descansó luego en la terraza de un viejo edificio y se fue otra vez, desgarrando las fibras del aire, meciendo las alas de cisne negro.
 
 
*
 
La reencarnación no es un fenómeno eterno. Alguien se rehace desde la comisura hasta la palabra. Alguien se restaura. A veces las hormigas se reencarnan en gente. Luego la gente reencarna hormiga. Y la noche llega como siempre, con su tropa de ángeles y de mosquitos. Alguien taladra el oscuro mar de pedrería. Alguien se corta la cabeza y la coloca en el florero. La reencarnación atrae a otras criaturas reencarnadas. Alguien aspira el humo, fuma la comisura, exhala el palimpsesto y abre sus alas reencarnadas. Abre sus páginas reencarnadas. Sus alas de cisne negro, de agapanto azul, de estambres, de algo que no puede durar vivo ni muerto.
 
 

 
 
 
 
 
Honduras*


“...Sellado a miedo y lodo. Con el helado espanto de res de matadero...”WALDINA MEJÍA MEDINA -Poeta de Honduras-
Una mujer en el hueco de mi mano.
En su regazo, un ketzal dormido.
Una mujer muy honda. Muy leve. Muy amada.
Una mujer hecha madera dura. Caoba. Ébano. Palo de Campeche.
Mujer con perfume a palo rosa.
Mujer de Honduras. Hondamente cansada.
Mujer de vientre abierto que grita su silencio.
No le teme a la muerte, a las tormentas, a los ciclones.
A la pobreza, ni al hambre compartido.
A las cárceles. Ni al hedor. Ni a las moscas.
Si, a los Imperios de la nada.
A la mierda. A los falsos Patriarcas.
A los profesionales de los golpes.

Mujer de Honduras. Hondureñita mía.
Este dolor de ahora, no es Ley, es accidente.
El río Choluteca que se va, es el mismo que queda.
...Y volverán los sones de marimba.
...Y se teñirá el aire de amarillo.
De jaguar, de tucán, de guacamayo.
Noventa peldaños subirás en la Escalera de los Jeroglíficos.
Y en el hondo profundo de tus ojos.
Crudamente desnudos. Desnudamente crudos.
Solo será memoria. Memoria de tu vientre.
Bendecida memoria.
 
 
*De Amelia Arellanoarellano.amelia@yahoo.com.ar 
 
 
 
 
 
 
Pensamiento 776*
Te amaré siempre.
(aproximadamente)
 
*De Joan Mateujoan@cimat.es
 
 
 
 
 
 
LAS MUJERES MUTANTES*
 
 Las mujeres mutantes carecemos  de espejos.
Nunca una sombra refleja nuestra  sombra
Topo gris, la oscuridad socava.
 Túneles de miedo anegan el costado izquierdo
Hemos buscado la luz. Obcecadamente.
Peces mutantes.


Destino de murciélago
Buscando  la claridad de la flecha  que  no hiere.
Y hemos convocado  al rayo,
A largos ríos y corrientes secretas.


…..y fue  volcán de un día en la bahía de los sueños rotos….
Fugacidad de lluvia.
Luciérnaga que enciende  los árboles noctámbulos.
Implosión en las entrañas de la roca.
Mariposa obcecada.
El polvo de alas se dispersa en jeroglíficos de ceniza.

Queda lo que quizás, alguna vez ha sido fuego.


*De Amelia Arellano.  arellano.amelia@yahoo.com.ar
 





 
Pensamiento 560*
 
Te amaré locamente hasta que te conozca.
 
*De Joan Mateujoan@cimat.es
 
 
 
 
 
-Para leer en Aurora Boreal.
 
Madre de arena -David Caleb Acevedo.
 
 
 
 
*

Inventren Próximas estaciones: 
 
ORTIZ DE ROSAS.
-Por Ferrocarril Midland-
 
SANTIAGO GARBARINI.
-Por Ferrocarril Provincial-
 
 


Al salir de la Estación de empalme Ingeniero de Madrid, el Inventren sigue un doble recorrido por vías del ferrocarril Midland con destino a Puente Alsina, y por vías del ferrocarril provincial con destino a La Plata.
 
 
-las estaciones por venir en el ferrocarril Midland:
 

ARAUJO. BAUDRIX.  EMITA.  INDACOCHEA.  LA RICA.

SAN SEBASTIÁN.  J.J. ALMEYRA.  INGENIERO WILLIAMS.

GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.

PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.

KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.

LIBERTAD. 
 MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.

ISIDRO CASANOVA.  
JUSTO VILLEGAS.  
JOSÉ INGENIEROS.

MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  
ALDO BONZI. 
 
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE. 
 
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.  
 
PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.
 
 
 
-las estaciones por venir en el ferrocarril  Provincial:
 
 
BLAS DURAÑONA.   LUCAS MONTEVERDE.   EMILIANO REYNOSO.
 
SALADILLO NORTE.   GOBERNADOR ORTIZ DE ROSAS.
 
JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
 
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
 
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
 
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 
ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
 
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 
D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
 
  ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
 
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.
 
 
InventivaSocialPlaza virtual de escritura
Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: 
http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a: 
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar



INVENTRENUn viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: 
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar
 
Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.
 
Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com