domingo, 17 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010

Hay celebración en el mundo de las letras latinoamericanas: el escritor peruano Mario Vargas Llosa ha recibido el Premio Nobel de Literatura 2010. Claro que esta celebración es más oportunista que justa. En el fondo, el logro es exclusivo del autor no obstante las circunstancias sociales y las temáticas extraídas de América Latina, y la tradición en la que su obra se inserta. Pero claro que se siente bien que un hermano continental, contemporáneo de Carlos Fuentes y de la misma generación de la Nueva Novela Latinoamericana —el Boom, le dicen otros— obtenga tan importante reconocimiento. También la celebración subraya la nacionalidad del autor en virtud de los criterios políticos que, desde hace algunas décadas, ha adoptado el jurado del Nobel: repartir el premio de manera más o menos equitativa entre todos los continentes. Si hoy se le da a un latinoamericano, el próximo año se le dará a un africano y al siguiente a un asiático y después a un europeo, y así hasta volver a Latinoamérica. Esto significa que las posibilidades de Carlos Fuentes, nuestro más laureado escritor vivo, se han reducido significativamente. Seguiremos esperando que le toque, porque haciendo comparaciones, los méritos los tiene. Ojalá haya tiempo. Mientras, esperemos que el premio no sea utilizado por Vargas Llosa como instrumento político, terreno resbaladizo para este escritor, quien ha incursionado, quizá de buena fe, en un entorno que no tolera los buenos propósitos y ensucia cualquier nombre con suma facilidad. Sea este feliz acontecimiento un pretexto para volver a leer libros memorables: Conversación en la catedral, La guerra del fin del mundo, Elogio de la madrastra, Pantaleón y las visitadoras, o si no, tal vez para conocerlos por primera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com