domingo, 21 de abril de 2013

SOBRE LAS DIFICULTADES DE ESCRIBIR POESÍA EN UNA SOCIEDAD DESHUMANIZADA por Juan Carlos Castrillón


SOBRE LAS DIFICULTADES DE ESCRIBIR POESÍA EN UNA SOCIEDAD DESHUMANIZADA
por Juan Carlos Castrillón
el arte es la afirmación de la vida contra la muerte de las formas, de los clichés, del orden. Y el poeta es el agente de la destrucción en la sociedad.
Herbert Read
yo no canto pa inseñar:
canto porqui ansina apriendo
a dicir del más güen modo
las tristezas de mi pecho,
lo que me bulle´n el alma
y en el alma de mi pueblo...
Juan García Jiménez
La poesía, esa arma ardiente de los desesperados, es magia pura, misterio, esoterismo espeluznante, indominable espacio en donde todos vamos dando tumbos en medio de la densa oscuridad; pero paradogicamente también la poesía es ciencia, técnica, dominable, estudiable, se puede asimilar profundamente.
A veces me resulta incomprensible porque tanta gente "quiere ser poeta". Es muy dificil ser poeta en una sociedad deshumanizada por el modo de vida norteamericano-consumo inmediato, basura inmediata-. Se sufre, se sufre mucho, por uno, por todos, por la tierra entera, y las suicidas devastaciones del sistema. ¿Será la poesía un simple martirologío para el poeta al tener que ver el horror y la injusticia de este mundo con ojos poéticos? Se vive frustrado,encabronado, obsesionado, por nunca poder expresar exactamente lo que se desea con simples torpes palabras. El poeta como representante del proletariado, y de la sensibilidad más desarrollada en la cultura popular de su momemto histórico, vive en una soledad atroz, alienado, en una incomunicación tan asfixiante que precisamente por eso le da vida al poema, para tratar de exorcizar estas desgracias con el bálsamo insustituible del lenguaje.
La ideológía hipercapitalísta -basada en la sangrienta ganancia económica, en el lujo suicida y en el estúpido despilfarro-que por el momento aún domina en la sociedad, fragmenta al individuo desposeído hasta volverlo un insecto, un tornillo, un ínfimo engranage de la máquina explotadora. Su personalidad es degradada hasta la supuesta anulación espiritual. La psique del ser esclavizado debe inevitablemente perder toda noción de dignidad. El sistema se ha especializado en enagenar al pueblo. y hasta creen realmente que su barata propaganda convence a las masas, cuando en realidad todos saben que es basura. El crimen, la depredaciön, las violaciones, los asesinatos,la injusticia, la represión, son los rasgos característicos de la realidad que nos imponen. Frente a esta abyecta situación, está el poeta, de pie,desnudo, tratando de defenderse, afrontando, como testigo-vidente, buscando inferir, buscando superación, intentando subvertir el orden establecido con la flama de la ideología. Tiene todo en contra; todo un aparato poderoso dispuesto a combatirlo. Porque lo que cualquier verdadero poeta mínimamente busca es transgredir el lenguaje en todos su niveles, violentarlo para introyectar un mensaje en el escucha, un mensaje revolucionario que transforme la mente del lector, que lo sacuda, que lo conmueva en lo hondo, aunque sea momentaneamente. Ese es el sagrado derecho de toda verdadera poesía. Así a sido a lo largo de los siglos. La verdadera poesía desalieniza, desenagena a los individuos, al rehumanizarnos, nos libera, nos da identidad, nos recuerda que seguimos siendo supuestos seres racionales. Que aún estamos vivos
Que somos seres sensibles.
Que no somos Zombies
Que el ser humano no tiene porque ser eterno vampiro de sí mismo, obsesionado
con la ganancia económica.
Escribir poesía es muy difícil, es un ejercicio de cruda honestidad en un mundo corroído por las mentiras impuestas por la clase dominante. Hoy es momento de juntar la idea y el plomo, del bravo combatiente, del poeta armado. Es el momento de leer con nuevos ojos a poetas como Matí, de Rhoka, Vallejo, Dalton, Castillo y Payeras, Hoy el poema se vuelve trinchera para combatir con rabia contra la máquina, así a sido, la historia lo prueba en numerosas ocaciones, a lo largo de los siglos..Ahora no podrán vencernos.
 
 
 
 
 
SOBRE LAS DIFICULTADES DE ESCRIBIR POESÍA EN UNA SOCIEDAD DESHUMANIZADA
por Juan Carlos Castrillón
 el arte es la afirmación de la vida contra la muerte de las formas, de los clichés, del orden. Y el poeta es el agente de la destrucción en la sociedad.
Herbert Read
 yo no canto pa inseñar:
canto porqui ansina apriendo
a dicir del más güen modo
las tristezas de mi pecho, 
lo que me bulle´n el alma
y en el alma de mi pueblo...
Juan García Jiménez
 
La poesía, esa arma ardiente de los desesperados, es magia pura, misterio, esoterismo espeluznante, indominable espacio en donde todos vamos dando tumbos en medio de la densa oscuridad.
A veces me resulta incomprensible porque tanta gente "quiere ser poeta". Es muy dificil ser poeta en una sociedad deshumanizada por el modo de vida norteamericano-consumo inmediato, basura inmediata-. Se sufre, se sufre mucho, por uno, por todos, por la tierra entera, y las suicidas devastaciones del sistema. ¿Será la poesía un simple martirologío ? Se vive frustrado, obsesionado, por nunca poder expresar exactamente lo que se desea con simples torpes palabras. El poeta como  representante del proletariado, y  de la sensibilidad más desarrollada en la cultura popular de su momemto histórico, vive en una soledad atroz, alienado, en una incomunicación tan asfixiante que presisamente por eso le da vida al poema para tratar de exorcizar estas desgracias con el bálsamo insustituible del lenguaje. La ideológía hipercapitalísta -basada en la sangrienta ganancia económica, en el lujo suicida y en el estúpido despilfarro-que por el momento aún domina, fragmenta al individuo desposeído hasta volverlo un insecto, un tornillo, un ínfimo engranage de la máquina explotadora. Su  personalidad es degradada hasta la supuesta anulación espiritual. La psique del ser esclavizado debe perder toda noción de dignidad. El sistema se ha especializado en enagenar al pueblo. y hasta creen realmente que su barata propaganda convence a las masas, cuando en realidad todos saben que es basura. El crimen, la depredaciön, las violaciones, los asesinatos, la represión, son los rasgos característicos de la realidad que nos imponen. Frente a esta abyecta situación, está el poeta, de pie, afrontando, como testigo-vidente, buscando inferir, buscando superación, tratando de subvertir el orden establecido con la flama de la ideología. Tiene todo en contra; todo un aparato poderoso dispuesto a combatirlo. Porque lo que cualquier verdadero poeta mínimamente intenta es transgredir el lenguaje en todos su nivel
.
 
SOBRE LAS DIFICULTADES DE ESCRIBIR POESÍA EN UNA SOCIEDAD DESHUMANIZADA
por Juan Carlos Castrillón
el arte es la afirmación de la vida contra la muerte de las formas, de los clichés, del orden. Y el poeta es el agente de la destrucción en la sociedad.
Herbert Read
yo no canto pa inseñar:
canto porqui ansina apriendo
a dicir del más güen modo
las tristezas de mi pecho,
lo que me bulle´n el alma
y en el alma de mi pueblo...
Juan García Jiménez
La poesía, esa arma ardiente de los desesperados, es magia pura, misterio, esoterismo espeluznante, indomable espacio en donde todos vamos dando tumbos en medio de la densa oscuridad;  pero también la poesía es ciencia, técnica dominable, estudiable, se puede asimilar profundamente.
A veces me resulta incomprensible porque tanta gente "quiere ser poeta". Es muy dificil ser poeta en una sociedad deshumanizada por el modo de vida norteamericano-consumo inmediato, basura inmediata-. Se sufre, se sufre mucho, por uno, por todos, por la tierra entera, y las suicidas devastaciones del sistema. ¿Será la poesía un simple martirologío para el poeta al tener que ver el horror y la injusticia de este mundo con ojos poéticos? Se vive frustrado,encabronado, obsesionado, por nunca poder expresar exactamente lo que se desea con simples torpes palabras. El poeta como representante del proletariado, y de la sensibilidad más desarrollada en la cultura popular de su momemto histórico, vive en una soledad atroz, alienado, en una incomunicación tan asfixiante que precisamente por eso le da vida al poema, para tratar de exorcizar estas desgracias con el bálsamo insustituible del lenguaje. La ideológía hipercapitalísta -basada en la sangrienta ganancia económica, en el lujo suicida y en el estúpido despilfarro-que por el momento aún domina en la sociedad actual, fragmenta al individuo desposeído hasta volverlo un insecto, un tornillo, un ínfimo engranage de la máquina explotadora. Su personalidad es degradada inevitablemente  hasta la supuesta anulación espiritual. La psique del ser esclavizado debe perder toda noción de dignidad. El sistema se ha especializado en enagenar al pueblo, y hasta creen realmente que su barata propaganda convence a las masas, cuando en realidad todos saben que es basura. El crimen, la depredaciön, las violaciones, los asesinatos,la injusticia, la represión, son los rasgos característicos de la realidad que nos imponen. Frente a esta abyecta situación, está el poeta, de pie,desnudo, tratando de defenderse, afrontando, como testigo-vidente, buscando inferir, buscando superación, intentando subvertir el orden establecido con la flama de la ideología. Tiene todo en contra; todo un aparato poderoso dispuesto a combatirlo. Porque lo que cualquier verdadero poeta mínimamente busca es transgredir el lenguaje en todos su niveles, violentarlo para introyectar un mensaje en el escucha, un mensaje revolucionario que transforme la mente del lector, que lo sacuda, que lo conmueva en lo hondo, aunque sea momentaneamente. Ese es el sagrado derecho de toda verdadera poesía. Así ha sido a lo largo de los siglos. La verdadera poesía desalieniza, desenagena a los individuos ,y  al rehumanizarnos, nos libera, nos da identidad, nos recuerda que seguimos siendo supuestos seres racionales. Que aún estamos vivos.
Que somos seres sensibles.
Que no somos Zombies
Que el ser humano no tiene porque ser eterno vampiro de sí mismo, obsesionado
con la ganancia económica.
Escribir poesía es muy difícil, es un ejercicio de cruda honestidad en un mundo corroído por las mentiras impuestas por la clase dominante. Hoy es momento de juntar la idea y el plomo, del bravo combatiente, del poeta armado. Es el momento de leer con nuevos ojos a poetas como Martí, de Rhoka, Vallejo, Dalton, Castillo y Payeras, Hoy el poema se vuelve trinchera para combatir con rabia contra la máquina, así a sido, la historia lo prueba en numerosas ocaciones, a lo largo de los siglos. Ahora no podrán vencernos. Estamos dispuestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com