sábado, 2 de octubre de 2010

200 años de México, 200 años de letras

No es sólo recordar el nacimiento de nuestro país ni lo que ello ha significado y representa, es más, parece que ciertos plazos tienen magia, que hay algo especial detrás de un número redondo como doscientos, como si detrás de este tipo de cifras cerradas: cinco, diez o cien años se cumpliera algo o se hiciera necesario realizar fiestas, recordar sucesos, reflexionar sobre circunstancias; como si las dinámicas sociales, económicas y culturales empezaran o terminaran al concluirse alguno de estos ciclos. Sabemos que eso no es cierto. En realidad, aparte del carácter cívico y emotivo de estas fechas, todo lo demás viene únicamente como consecuencia del pretexto. Independientemente de la fiesta, hay quienes se han ocupado del análisis y la reflexión intelectual. La literatura no ha sido la excepción. Se ha revisado lo hecho en estos dos siglos. La conformación de una literatura nacional, la participación de ésta en los cambios sociales y culturales, incluso en los políticos, sus mejores obras y autores, y su futuro. La República de las Letras ha sido examinada con un gusto patriótico. Algunos, incluso, con un ánimo iconoclasta y –porqué no decirlo– protagonista, han creído que es tiempo oportuno para derrumbar estatuas, o al menos lo que ellos consideran héroes y personajes legendarios caducos o falsos. Así las cosas, se ha visto en el pasado lo que entonces se esperaba de nuestro presente, y se han definido futuros posibles. Habrá que esperar otros cien años para ver si todo lo esperado se cumple o como hoy se observa en muchos casos, sólo queda en buenos propósitos. Y mientras, quienes amamos las letras seguiremos en el trajín literario, intentando formar parte de los mejores escenarios posibles y aspirando a realizar literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com