sábado, 13 de febrero de 2010

La lluvia, el viento y la falta de energía impidieron la lectura del 4 de febrero.

La fuerza de la naturaleza -quizá muy ostensibles efectos del famoso calentamiento global- provocaron muchos percances en Xochimilco. Se calleron árboles viejos y poco acostumbrados a los fuertes vientos. Se interrumpió la energía eléctrica y nos quedamos a oscuras horas y días. Xaltocan no fue la excepción. De pronto el edificio sede del Club de Leones se quedó a oscuras. El enorme recinto que es prestado tan amablemente por los leones para hacer las lecturas de Trajín parecía una cueva peligrosa. Y como no quisimos hacer una fogata -y no podíamos-, mejor optamos por cancelar la lectura del cuatro de febrero. Una decisión penosa que lamentamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com