martes, 27 de abril de 2010

Trajín quiere cosechar palabras

Quienes vivimos en Xochimilco pisamos una tierra pródiga. Con la preparación adecuada, los nutrientes y abonos precisos, sembrando con amor y dedicación como los antiguos, y eliminando las plagas, de este antiguo lago se obtienen fértiles resultados.
   Las palabras se reproducen igual. Hay condiciones favorables para que broten retoños y crezcan frases, versos y relatos como árboles frondosos y hermosas flores; para que se hagan palabras de maíz o de barro, de recetas y técnicas diferentes; para que se dibujen a pulso y con la mente fría descubriendo perspectivas, iluminando rincones y revelando secretos. Estas palabras que luego se cuecen en el comal, que se moldean con el teclado de la computadora; que se bruñen y se pulen y se refinan con el lápiz y el bolígrafo, nacen oscuras o blancas, amargas o dulces, son de sabores. Por eso unas se digieren sin problemas y otras se tragan con dificultad, su dura constitución causa ira.
   Trajín --producto del colectivo del mismo nombre-- quiere mostrar ejemplos de esas palabras, convertirse en un espacio modesto en su confección editorial pero apreciado por su calidad y trascendencia; ser una alternativa abierta a los autores y artistas oriundos o residentes de Xochimilco. Trajín es uno de los muchos proyectos que germinan en la mente de quienes se empecinan en soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com