miércoles, 14 de noviembre de 2012

Calaveritas recibidas del concurso

CATEGORÍA NIÑOS

Calaverita su-Frida Kahlo

Por Emanuel Martínez Olivares
Ella feliz vivía
era Frida, Frida Kahlo
mas la muerte le quería
pa´pintar en la otra vida.

Pero Frida le decía
que tal vez le ayudaría
¡pero todavía no quiero!
¡deja ya de molestar!

Frida nunca imaginó
que la muerte ya vendría
un accidente le mandó
pa' quitarle ya la vida.

¡Ay sufría Frida!
pues la muerte amenazó
con un sapo sorprendió
pobre Frida se murió.


Xochimilco calaverita
Por Emanuel Martínez Olivares


Xochimilco no te mueras
gritaba la calavera
trepada en la trajinera
una noche de luna llena.

Y la luna le contestó
no te mueras Xochimilco
no te mueras tradición
yo no quiero ir al panteón

Calaverita bonita
no me quiero ya morir
pues corre ve y grita
que Xochimilco vivirá.

Vivo feliz en la tierra
con mis hermanos paisajes
canales mil flores y amor
y en México soy tradición.




CALAVERITA A EMILIANO ZAPATA

Por: Andrea Islas Orlaineta 

Bigotón como muy pocos,
fuerte, alto y muy buen mozo,
la muerte se la llevó
por andar de revoltoso.

Emiliano se llamaba,
fue valiente a no dudar,
a la muerte cabalgaba
como penco de montar.

La calaca se ofendía
cuando usaba sus espuelas,
las costillas le picaba
le hacía rechinar las muelas.

Ora’ yace en un panteón,
don Emiliano Zapata,
la flaca lo abandonó,
se lo llevó de una pata.

Vuela, vuela palomita,
y vete a la gran ciudad
dile al mundo que Emiliano
nos dio Tierra y Libertad.


CALAVERITA A ENRIQUE PEÑA NIETO



Por: Silvana 1º



Ser el presidente cuesta,

a pulso se lo ha ganado,

el primero de la encuesta,

lo disfruta sepultado.



El estar muerto no le resta

el valor a lo pactado

que no le piquen la cresta

es un gallo muy jugado.



En la otra vida ya está

Peña Nieto, ya ha ganado

México está de fiesta,

y el panteón engalanado.





CALAVERITA A FRIDA KAHLO
 Por: Alexa Covarrubias Muciño

Estaba Frida Kahlo sentada en una chalupita,
cuando de pronto llegó la calaca y le jaló las patitas.
Kahlo muy enojada le dijo a la calaca:
-¡Ay calaquita, calaquita, si no me sueltas, te jalo las greñitas!-
La calaca le contestó: ¡Ay Kahlito, si no te quedas quietecita
te saco de aquí muertita!

CALAVERITA A FRIDA KAHLO
 Por: Fernanda Valdés Tovar

Buscaba la flaca un rato
para pintar dos claveles
cuando encontró un sapo
que le pintó dos cascabeles.

Enojada y conmovida
en el panteón buscó un palo
encontrándose con Frida
la brillantísima Kahlo

El sapo Diego Rivera
y la sabia Frida
prepararon en una caldera
una misteriosa medicina.

se la dieron calientita
mezclada con un pan
y murió mejoradita
en el Seguro Social.

CALAVERITA A JOSEFA ORTIZ DE DOMINGUEZ
 Por: Sofía Cruz Rojas

Josefa nunca se cansó
siempre luchó y luchó,
ella nunca se rindió
más los conflictos que tuvo solucionó

Josefa dijo –estaré a lado de mi hogar,
aunque me cuesta le vida llegar al lugar
donde mi Patria querida esta!

-Si yo algún día muero
espero morir en México que quiero,
sin guerras y con paz,
sin que quiera nada más-.

-El día que yo morí, algo lamenté,
la guerra seguía en pié,
fue lo único que no terminé-.



CALAVERITA A LOS HÉROES DE LA INDEPENDENCIA

Por: Diego Armando Jover Brena


Estaba miguel Hidalgo
incitando a los gachupines
cuando llegó Allende
comiendo un taco de Chapulines.

De pronto llegó la calaca
Y le gritó: -¿Miguel cómo sigues?
Porque eso de la Independencia
De veras que me persigue-

Ahí están los españoles
temblando por la guerrilla
porque a mi general Morelos
si gana le dan la silla.

La batalla se ha perdido
y Morelos e Hidalgo
han quedado muy heridos
muriendo a manos del batallón
por lo que la calaca les gritó
al llevarlos al panteón.

Ustedes se van al cielo
donde no puedo entrar yo
para que les pongan una guirnalda
¡por los grandes héroes que son!

CALAVERITA A MIGUEL HIDALGO
 Por: Erick Morales Ortiz

Nos cuenta miss Eréndira,
que desde hace muchos años
la huesuda conspira
con Miguel Hidalgo.

A pesar de que ya pasaron muchos años
miss Eréndira, lo recuerda en cada aniversario,
llora y llora en un paño ya bien mojado,
 y ya el pobre diablo está bien acongojado.

Fue el Padre de la Independencia,
en Dolores, él gritó,
también cuando la huesuda marchó
hacia el paredón.

Era el jardín de Algari
donde el pasto se movió
y el fantasma de Miguel Hidalgo salió
y a todos los niños espantó

Estaban los niños de quinto, armando un gran relajo,
la huesuda llegó  y a toditos se llevó
todos asustados y temerosos no reían
pero la huesuda ¡a cómo se divertía!

Al poco rato el miedo se les quitó
y la pachanga se armó
fue tanto el relajo que a Hidalgo asustó,
y la huesuda a toditos regresó.



CALAVERITA A PORFIRIO DÍAZ

Por: Valeria Yuritzi Andón Morales


Un día común y corriente
la calaca paseaba sonriente
pues ya traía en lista un cliente.

Quería llevarse a Porfirio Díaz que no tenía corrección.
pues la huesuda decía que no volvería a la Revolución.

Estando delante de él le dijo: -Tú eres afortunado,
pues fuiste gobernador,
además eres un desalmado,
que solo sembró terror-



CALAVERITA A VICENTE GUERRERO
 Por Eunice Nallely Molina Leyva.


Desde que naciste Vicente Guerrero, la huesuda se interesó en ti,
porque ella sabía que en tu sangre había sido escrito un gran destino para ti,
con valor combatiría y mandaría muchos muertitos para ti.

Entre las balas y el piso que se llenó de la sangre de tu corazón,
la huesuda se puso a bailar con mucha emoción
por fin lo había logrado,
entre sus grandes tesoros ahora te había atrapado.


CALAVERITA A ZAPATA



Por: Pablo Antonio González Pérez 
  
Eran los tiempos aquellos
los días de la Revolución,
cuando la muerte se apareció,
indecisa estaba pues no sabía
si llevarse a uno de la bola
o ya de perdis al pelón.

La muerte alzó la vista
porque por el camino alguien venía
era mi general Zapata
¡ey guapo! le dijo, acá está tu Adelita
y mi general al verla se dio cuenta
que era la huesudita.

Ya murió Zapata,
ya lo llevaron a enterrar,
no lo mató una bala
no lo mató un cañón,
fué la calavera
que le gustó ese bigotón.


CALAVERITA ZAPATISTA


Por: Diego Santiago Jiménez Martínez

Estaba Zapata pensando
cómo ayudar a la gente
cuando llegó la calaca
y le dijo –ven que es urgente-

Los dos se fueron cantando
camino a Cuernavaca,
y mientras iban andando
se toparon con una vaca.

-¡Ay mamá que animalote!-
dijo la flaca asustada
-no te preocupes flaquita-
dijo el gran Zapata.

Estas vaquitas son buenas
que nos proveen la leche
del queso y la carnita
para la salud de la gente

-¡Qué buena gente es usted Emiliano!-
la muerte dijo respetuosa
-déjeme echarle una mano
y la Revolución será victoriosa-



CALAVERITA AL PINTOR JOSÉ LUIS CUEVAS
 Por:  x

Pintó y pintó sin ataduras
el pintor José Luis Cuevas
hoy corteja calacas maduras
al igual que algunas mancebas.



CALAVERITA DE FRIDA KAHLO A DIEGO RIVERA
 Por: Sara María Terán Mejía


Ay mi Diego tan panzón,
te me fuiste pa’l panteón,
la calaca te llevó y me dejaste cautiva,
sé que extrañas mis besos, mis abrazos
a pesar de tus engaños, me hiciste sentir tu diva.

En Coyoacán se encontraba nuestra casa tan amada
y siendo que te adoraba
yo tu niña tan amada
que a pesar de compartirla
mi espacio no invadías.

¡Ahhh! Condenada calaca,
que dolor siento en los huesos,
montada en mi fiel caballo,
corriendo a excesos.
Te doy alcance calaca, pa’ llegar a tu cantón,
donde se encuentra mi amado,
quien me robó el corazón.

Aquí estoy amado Diego
engañando a la huesuda,
entre niebla y penumbra,
tu Frida ya vino a verte
disfrazada de criatura.



CALAVERITA: EL HÉROE INMORTAL
 Por: Daniel Zyllah


Es joven, fuerte e inteligente, le contaron
la parca era curiosa y se fue a buscarlo
en la batalla lo vio, en medio de disparos
ella sabía, no le tocaba, no podrían matarlo.

A lo lejos Zapata la vio y hacia ella corrió,
-muerte inoportuna, no me debes llevar,
debo terminar mi lucha por Tierra y Libertad-.
-solo quería conocerte- dijo la calaca y partió.

Sin nada que perder pues muy pobres vivían
los campesinos y humildes al caudillo seguían
e igual que Zapata muy fuerte iban pregonando
la tierra es de quien la trabaja, y fueron luchando.

En todo el país Emiliano Zapata se volvió leyenda
sus enemigos no podían contra su revolución
y comentanban ¿por qué la muerte no se lo lleva?
de frente con él no podían e idearon una traición.

Ni la huesuda lo esperaba, hasta ella sabía,
los grandes hombres no deben morir, pero no fue así,
la Revolución había acabado y nadie lo notaría,
en 1919 un disparo por la espalda la vida le quitaría.

Cuando vió a la muerte Emiliano se resignó
-Dulce parca, voy contigo, la lucha para mí acabó-
-¿Qué no entiendes?, te llevo pero nunca morirás
Tu legado se queda y en la historia siempre estarás-.

La flaca tiene razón, son cien años de la muerte del héroe
Y, para bien o para mal, su nombre sigue vigente
En nuevos movimientos revolucionarios o no,
¡Viva el héroe que nos dio Tierra y Libertad!, grita la gente.


CALAVERITA POLACA

Por: Valeria Medal Azul N. 



En las oscuras tinieblas

del tenebroso panteón

brincaban tres calaveras

Pidiendo a gritos perdón.



Una de ellas Felipe, de apellido Calderón,

otra horrorosa y gacha

del Sindicato de Educación,

pero sin duda la más descarada,

es la elegida en la pasada elección.



¡No me pongan ofrenda!- pedía Calderón,

mejor denme un buen huesito,

con muy buena pensión


Elba Esther y Peña Nieto seguían penando
y al mismo tiempo pensando,
cómo al país seguir amolando.

En sus cajitas de muerto muy adornadas
con azufre y pan de muerto,
siguen las tres calaveras vacilando.

CATEGORÍA JÓVENES

Por Víctor Rosas Bastida

Viene Quirino Mendoza
bajando de Tulyehualco,
cantando a mujeres hermosas
Cielito Lindo ¡qué cosa!

Agarrándose del tranvía
con rumbo pa' Xochimilco,
comenzó su travesía
encontrándose a la catrina.

Ella decidida estaba llevárselo pal' panteón
pero él le demostraría que no era la ocasión,
pues su Cielito Lindo y su amada Jesusita en todita la nación
a pequeños y grandes los conmovió.

Amparándose de la música a ella recurrió
rogando y suplicando tuviera compasión,
cantando una canción que le llegara al corazón,
para ella muy certera al pobre ajustició.

Ahora el pobre de Mendoza descansa en el panteón
rodeado de dalias hermosas que el pueblo mismo le llevó,
y navega en los canales de su bellísima nación
Xochimilco, tu pueblito, por siempre te añoró.




Xochimilco tierra linda
tu belleza sin igual,
con tus hombres y mujeres
muy luchones de verdad.

Por descuido de extranjeros
y de propios hijos tuyos,
hoy te tienen en descuido
y al borde del infortunio.

La catrina muy contenta
en canoa solía pasear,
pero ahora no lo encuentras
pues matándote ella está

Pobrecito Xochimilco
en el panteón tu ya no estás,
bajo la sombre de un sabino
yo te iré a visitar.

Y recordando aquellas tiempos
de paraíso terrenal,
añorando y extrañando
tu belleza sin igual...

CATEGORÍA ADULTOS

Por J. Félix Ángeles Pérez

Xochimilco tu calavera

La muerte en su trajinera
viene en busca de un amor,
para que en sus bellas manos
le haga entrega de una flor.
que Dios a media chinampa
supo sembrar con amor.
Mas pide sea por favor
que la cuide con esmero
y vea que en su candor
refleja cuanto la quiero.
Xochimilco bella flor
tú sabes bien lo que digo,
quien te cuide sea mejor
considéralo tu amigo.
Mas venga mi calavera
súbase a mi trajinera
que, arriba los dos bailamos
si es posible hasta chupamos
que con la calaca tienes,
tamales y chapulines.



Llegó la calaca a Xochimilco,
para un rato vacacionar,
pero ahora en día de muertos,
resulta que a todos se los va a llevar;
porque dice según ella,
que la trataron muy “requete mal”.
Pero es que la calavera no sabía
que en los canales se hacían lunadas,
y ella que era muy atrevida,
salió de ahí muy asustada,
pues la llorona salió gritando,
y a la pobre se le heló el regazo.
Luego se fue a los mercados de flores,
pa’ adornar las tumbas de su panteón,
pero se equivocó y llegó a las chinampas,
donde no había quien le diera razón,
así que agarró sus trapos finos,
y muy indignada se regresó;
lástima que por sus despistes,
a todos los xochimilcas ya los sentenció.



Thania Anahi Palma Orozco
23 años
San Gregorio, Atlapulco
De Londres muy contentos regresaron,
los muchachos de la selección
y es que ganaron medallitas de oro,
en la categoría del fútbol.
Orgullosos nos pusimos todos,
pero abajo una en especial,
la calavera fría, blanca y flaca
que se declaró su mejor fan.
Así que no tardó la calaca
en irlos a felicitar,
lo malo es que no la esperaban
y los chicos se pusieron a llorar.
Asustados corrieron todos,
y la parca corría detrás;
pero ella solamente quería
que le firmaran sus calcetas tricolor,
y como no los alcanzaba,
con un rayo mágico los paralizó,
ahora entrenan entre las tumbas
porque hasta allá la muerte se los llevó.



Thania Anahi Palma Orozco
23 años
San Gregorio, Atlapulco
Andaba Calderón festejando,
sus seis años de “buena administración”,
hasta mandó hacer su estatua,
que para que lo recordaran con amor.
Pero él no sabía que lo vigilaba,
la mera mera que a todos les llega,
y mientras echaba cohetes y bailaba,
la calaca se le presentó.
-Ya pasó tu momento,
no festejes tanto Calderón,
vámonos que te llegó la hora
de que me acompañes a mi cantón.
Pero el mandatario no quería
y en Los Pinos muy bien se encerró,
pero a la flaca no la engañan,
y le mandó a los del 132.
Ahí andaban protestando
y mientras la calavera aprovechó,
se metió por una ventanita
y a nuestro presidente muy lejos se lo llevó. 



Thania Anahi Palma Orozco
23 años
San Gregorio, Atlapulco


Flor de cempasúchil es de temporada,
Una bella flor rara, tersa como el satín.La muerte llego hasta el colectivo trajínPor el camino de pétalos hasta su morada.Sentada en un rincón disfrutaba de poesía,Relatos de Amores y una que otra melodía.Fascinada estaba la flaca con tanto talentoSuspiraba y suspiraba a cada momento.

La Parca disfruta relatos y sarcasmo,
De la original sapiensa de Elizabeth Llanos.
¡A júa! Grita la muerte con gran entusiasmo,
¡Ahora si, que se diga! ¿Quienes son los villanos?
Hortensia Carrasco es una invitada de honor,
Al banquete que la parca dará en su mansión.
Sus letras le han llegado al hipotálamo y corazón
Han transformado lo gris de su vida en cálido color.
Esto se nota más claro que el agua,
Que la flaquita quiere de Arturo Texcahua,
Exclusividad en la trajinada mensual
Y ser la imagen de temporada oficial.
Una foto de Morvoz para la portada,
Solicita la muerte en la madrugada.
Posando entre las tradicionales chinampas
Con traje de gasas en varias estampas.
En esta ocasión no hubo algún intento
Que la Parca se llevara al campo santo,
A los trajineros de buen talento
Solo a uno que otro con mal acento.
Cora Gracia.

Omar Solares Gonzalez
Pueblo de santa María Nativitas

Con el crepúsculo de octubre, la luna resplandecía cual plata,
 Y sobre la superficie del canal de Nativitas Zacapa,
Se proyectan danzas de siluetas macabras,

A través de ramas de ahuejotes y el chapoteo de misteriosos axolotes,
Se desliza con cautela una larga trajinera,
Entre la neblina espesa, se evoca la presencia de la llorona,
Ser sobrenatural  fruto  de leyendas al igual que el nahual,

A lo lejos se escuchaban rimas y guitarras, de una mujer elegantemente ataviada,
Quien a la mirada de un pachuco con alhajas, pretendía  cortejarla,

El remero impulsaba la barca a la par de una chalupa adornada, el aroma de cempasuchitl se dispersaba, flor de tono naranja,  que solo florece en esta temporada,

Un artista que cercano al embarcadero pintaba, plasmaba dicha bohemia-
parranda,
Un fastuoso fandango que parecía, un grabado de José Guadalupe Posada,

Mas la ama del alfeñique, la apestosa pelona, ansiosa aguardaba,
Pues pretendía llevarse a  los integrantes de dicha velada,
Por lo cual con guadaña en mano, aborda la embarcación y declama con emoción,

"Por tomar tanta cerveza y mezcal a la tumba va a dar y aunque Miguel Covarrubias vino solo a pintar, también al camposanto va a parar".

CUARTA CATEGORÍA

Calavera a la Muerte  en Xochimilco
Alberto Torres y Cordero
En Xochimilco paseando
Loaba mi buena suerte
Sin pensar que iba abrazando
A quien le dicen la muerte

Como iba muy bien vestida
Tal como una dama fina
Me quería quitar la vida
La linajuda Catrina

Iba vestida de blanco
Con grandiosa cabellera
Aunque del remo me atranco
Quería cortar mi mollera

Al ver su cara sin ojos
Y pelándome los dientes
Llevando muchos manojos
De calaveras pendientes

Me escape por un pelito
Para contarles mí hazaña
Que me dejara contrito
Al ver su buena guadaña

Si bien tengo que morir
En Xochimilco querido
Ya que me tengo que extinguir
Que sea en mi pueblo florido

Me olvidare de las rosas
No escuchare más los cantos
De las aves primorosas
Dentro de los camposantos.

Dicen que me andan buscando
Esa flaca entelerida
Mientras me la ando toreando
Disfrutando de la vida

Si algún día me podrá llevar
De buena o mala manera
A donde pueda reposar
Convertido en calavera

Mas mientras esto suceda
Confío en mi buena suerte
Pues que se que ninguno puede
El derrotar a la muerte

Muchos desean su existencia
Perene sin ver el final
Y quieren con insistencia
El evitarse este gran  mal

Señores tengan en cuenta
Que la vida no retoña
Mas la salud aparenta
Que no seremos carroña

Todo el que nace se muere
Ténganlo muy bien gravado
Si padecer no se quiere
Al contemplar al finado

Somos polvo que el destino
El mundo nos dio a conocer
Mas al final del camino
Pues  polvo volveremos a ser

No hay ser que viva cien años
Sin que vuelva a ser infante
Sufriendo los desengaños
Del jovencito pedante

Todos los hombres murieron
Por un mal o por ventura
De aquí desaparecieron
A pesar de su apostura

Le agradezco a la vida
Por haberla conocido
Cuando inicie mi partida
Con rumbo desconocido

Como un foco me apagaré
Al final de mi existencia
Nunca jamás retornaré
Olvidarán mi presencia
   __________.......________

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Total de visitantes

Escríbenos

Ponte en contacto con nosotros, esperamos tus comentarios y colaboraciones: colectivotrajin@gmail.com